Indignación por un menú catalán para falleros en la semifinal de ‘Masterchef 7’

La semifinal de Masterchef se ha saldado con un encendido no de las cocinas, sino de las redes sociales, que han arremetido contra la organización del programa por el menú seleccionado en la prueba de exteriores, que se celebró en València y que tenía como comensales a componentes de la comisión fallera de Grabador Esteve-Cirilo Amorós. Y en concreto, los internautas mostraron su indignación porque no han dudado en tildar de «catalán» el menú que tenían que elaborar.

De hecho, se trataba de bacalao con «samfaina»canelones de rosti y crema catalana. Platos y denominaciones que se han considerado una afrenta, tanto por el carácter, consideran, catalán de las elaboraciones, como por el hecho de que en estas pruebas se suele jugar a elaborar platos propios de la zona, con productos con denominación de origen.

No era difícil: el «esgarraet», la paella o el «all i pebre» o unos buñuelos de postre o una creación con horchata, por poner varios ejemplos claros, eran candidatos perfectos para entrar en el menú. Más después de que la paella generara alguna que otra polémica en otras ediciones, sobre todo en la edición de 2015, cuando uno de los aspirantes hizo una paella con chorizo y Jordi Cruz lo alabó asegurando que el embutido había «potenciado» el sabor. O cuando Pepe Rodríguez prestó su imagen para una «paella valenciana» realizada con caldo de pavo y nabo, entre otros ingredientes.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.